Imprimir fotos - Materiales y acabados de calidad - Wit Lab

Imprimir fotos

Materiales y acabados para imprimir tus fotos

En Wit Lab ponemos a tu disposición varias opciones de materiales y acabados para que consigas los mejores resultados al imprimir fotos, tanto si vas a destinarlas a decorar tus paredes como si vas a hacer un regalo personalizado con fotos.

Usa tus fotos, o cualquiera de las fotos, diseños o ilustraciones que puedes elegir entre nuestras propuestas temáticas. En cualquier caso, deben recibir el tratamiento adecuado para que la calidad y la durabilidad queden garantizadas.

De ahí la importancia de todos los factores que intervienen: el proceso de pre-impresión, las impresoras, los materiales de impresión, los soportes y los laminados.

– La pre-impresión

En primer lugar, cuando nos envías tus fotos para imprimir, ya sea una imagen sola, o un grupo de imágenes para hacer un collage o cualquier otra composición, analizamos cada archivo para determinar las calidades. 

También verificamos cuál sería el tamaño más adecuado en el caso de que se quiera un cuadro con una sola foto. Todo dependerá de la resolución y características del archivo. 

Una vez decidida la foto, hacemos los ajustes, correcciones y retoques necesarios para sacarle el máximo partido. 

Si se trata de una composición tipo collage, trabajamos de forma manual la distribución de todas las fotos, colocando cada una en su lugar –sin automatismos–.

– Las impresoras

Existe una impresora digital especial para cada tipo de trabajo.

Usamos impresoras de tecnologías diferentes de medio y gran formato de alta calidad y grandes prestaciones. No todo debe imprimirse en la misma máquina. El tamaño final y el tipo de material a usar determinarán con qué dispositivo se producirá cada trabajo.

– Los materiales de impresión

Y a continuación, hay que decidir qué soporte de impresión vamos a usar.

En todos los casos trabajamos con materiales de impresión de máxima calidad para asegurar el mejor resultado y garantizar una larga durabilidad, sin pérdida de colores ni deformaciones del material.

Las exigencias de cada trabajo, las preferencias de cada cliente, el formato y el destino de cada obra nos ayudará a elegir entre los diferentes tipos de sustratos de impresión: papel fotográfico mate, brillante o satinado, papel artístico texturizado, textil, lienzo o vinilo.

– Los soportes

Una vez impresa la obra, ya sea en papel fotográfico o artístico, en textil, lienzo o vinilo, y según el tipo de pared, entorno y presupuesto, se aplicará en cualquiera de los tipos de panel rígido, bastidor, enmarcado o perfil que ponemos a tu disposición.

Soportes rígidos:

– El PVC de 3, 5 o 10 mm de grosor.

En blanco o en negro.

Su gran pro es el precio y su posible desventaja es que si se quiere aplicar a la pared debe usarse cinta adhesiva de doble cara.

Es muy recomendable cuando no se quiere que un cuadro sobresalga demasiado de la pared en espacios estrechos como una escalera, ya que la medida de 3 mm evita posibles roces al pasar. Pero también es una solución muy adecuada para aplicar sobre azulejos, en un baño o una cocina.

También es una buena opción para enviar la obra a enmarcar.

– Panel ligero de 1,2, 2,4 o 4,3 cm de grosor.

Dispone de gran variedad de cantos, en blanco, negro y maderas naturales.

Es un panel muy ligero y rígido que se cuelga a la pared con dos alcayatas gracias a los agujeros en su parte trasera. A partir de grosores de 2,4 cm se pueden depositar verticalmente sobre un estante o una mesita.

– Bastidor de madera de 3,5 cm de grosor.

Las impresiones sobre lienzo se aplican al bastidor de madera.

Se puede colgar directamente o enmarcarlo y se necesitan alcayatas.
– Dibond de 3 mm

Se trata de un composite de aluminio muy apreciado por su buena planimetría, rigidez y por la delgadez del material. Unos perfiles de aluminio en la parte trasera permiten colgarlo, dando la sensación de que queda separado de la pared.

– Bastidores de aluminio

En el caso de los trabajos impresos en textil, con o sin retroiluminación, se utilizan unas estructuras de aluminio que permiten colgar la obra en la pared o colocarlas verticalmente en el suelo, estante o mesa.

– Los laminados

El acabado final de la imagen se realiza –opcionalmente– mediante la aplicación de un laminado.

La función de estos laminados es protectora, pero también se usan para embellecer.

Por un lado, ayudan a que las impresiones de las fotos sean más duraderas y resistentes a los rayos UV, pero también facilitan la limpieza y conservación.

Podemos usar laminado mate, laminado brillante y, en ocasiones muy especiales, un metacrilato.

Algunos trucos

Ya hemos decidido todo el proceso para nuestra imagen, pero el sitio en el que se va a instalar la imagen también nos obliga a tener en cuenta algunos aspectos más:

¿Vamos a colgar una foto frente a una ventana sin cortinas que todo el día recibe los rayos de sol? En ese caso deberíamos protegerla con un laminado.

¿Queremos poner una foto en una cocina o un baño? Es recomendable imprimirla con soportes más resistentes a la humedad y más «sufridos» que el papel fotográfico. Además, es imprescindible protegerlas con laminados.

¿Queremos poner un vinilo en el exterior? No es ningún problema, pero es necesario utilizar un tipo de vinilo, de impresión y aplicación diferente que garanticen una buena aplicación y, por supuesto, la durabilidad.

¿Queremos poner un vinilo sobre una pared estucada? También se puede instalar, aunque hemos de elegir un vinilo especial que precisa de un proceso de instalación más laborioso.

Es muy importante ver de antemano todos los requerimientos para tener una impresión perfecta y el resultado buscado. Cada imagen tiene sus exigencias, pero el lugar de instalación también, por lo que se trata de encontrar la combinación ideal para lograr el éxito.

Asesoramiento constante

Para tener claro qué soporte es el más adecuado para tus fotos, puedes consultar el artículo que hemos desarrollado en nuestro blog.

Pero también estamos a tu disposición a través de teléfono o formulario de contacto para resolver tus dudas y para orientarte en la elección de materiales.