SEÑALES COTIDIANAS QUE LLAMAN LA ATENCIÓN

Estamos acostumbrados a ver señales y placas por doquier, forman parte del paisaje urbano o de cualquier carretera o autopista. Cumplen su misión, sin sorprendernos.

Imagina, sin embargo, una señal de tráfico que anuncie la boda o la jubilación de unos conocidos, una placa de calle con su nombre y ocupación, una parada de metro… O un panel de autopista que indique la dirección a tomar para dirigirse al baño, vía pasillo…

Y así, de golpe, nos rompe los esquemas y sonreimos al ver algo tan universal convertido en un regalo personalizado al cien por cien. Una solución perfecta para cumpleaños y aniversarios, bodas, jubilaciones… En definitiva, para cualquier celebración.