Cómo decorar con fotos - Los soportes más adecuados - Wit Lab

¿Cómo decidir el soporte para tus fotos decorativas?

Escoger una imagen, decidir las dimensiones y encontrarle la mejor ubicación son tareas a las que hay que dedicarle un buen rato cuando estamos decorando nuestras paredes con fotos.

Pero hay algo más, algo muy importante: elegir el soporte más adecuado.

Tipos de soportes para las imágenes

En función del tipo de pared, de lo que rodeará la foto, de la ubicación y, cómo no, del presupuesto, se puede optar por alguna de las opciones de soportes y acabados, todos de alta calidad.

Cualquier imagen que escojamos se puede reproducir y aplicar sobre cualquiera de estos materiales

– El pvc

– El panel ligero

– El Dibond

– El lienzo con bastidor

– El enmarcado

– La caja de luz

PVC

El PVC es el material rígido más económico, sobre el que se aplican las impresiones en papel fotográfico o vinilo.

Por sus 3 mm de grosor resulta adecuado para colocarlo como cabecera de cama, y –por su resistencia– en habitaciones infantiles y en pasillos. Y aplicándole la imagen en vinilo y laminado es la opción perfecta en cocinas y baños, ya que resiste sin problemas la humedad y se puede limpiar con frecuencia.

Se aplica mediante cinta adhesiva de doble cara, lo que nos permite colgar imágenes sin tener que perforar paredes.

Panel ligero

Es rígido y ligero, fácil de colgar y apto para sobremesa o estantería.

Para uso particular, en oficinas comercios, hostelería y restauración. Es tan simple y minimalista que realza la foto y le otorga todo protagonismo. Además, se adapta a cualquier ambiente, ya que se puede elegir con el canteado blanco, negro o en varios tipos de madera natural.

Panel ligero

Dibond®

El Dibond® es un material de una planimetría excelente que se utiliza mucho en fotografía artística, tanto en pequeño como en gran formato.

A la plancha de Dibond® de 3 mm de grosor se le aplica un bastidor con perfilería de aluminio por la parte trasera que incrementa aún más la rigidez y hace que la imagen “vuele” en la pared. 

Foto en Dibond

Lienzo con bastidor

Hace ya un tiempo que suele utilizarse el bastidor de madera con lienzo artístico impreso para colgar directamente a la pared, con o sin enmarcar.

Esta opción, en la que la imagen se imprime sobre lienzo de algodón y se aplica sobre bastidor de madera de pino de 35 mm de grosor, se utiliza tanto en cabeceras de cama como en cualquier pared, normalmente en domicilios particulares, donde puede ser un recurso perfecto para ocultar el panel eléctrico en los recibidores.

Decoración de sala con un cuadro con furgoneta antigua

Enmarcado

Enmarcar fotografías es la fórmula más tradicional, pero no por ello hay que dejar de mencionarla.

Hay infinidad de opciones de marcos. La elección dependerá de la ubicación, del entorno y de la imagen que se quiere enmarcar.

También se pueden utilizar varios tipos de papel, desde el fotográfico hasta diferentes opciones artísticas. Habitualmente se le aplica un “passepartout” –de anchura a decidir según el tamaño del cuadro– para concentrar la atención en la imagen y separarla del marco.

Foto con marco

Cajas de luz

Las cajas de luz son el summum en la decoración con imágenes, ya que –gracias a la retroiluminación– parece que tengan vida propia.

La imagen impresa en textil se retroilumina mediante un sistema de LED para que destaque y transforme el ambiente de la estancia.

Las cajas de luz decorativas se pueden colgar a la pared, suspenderlas del techo o usar como tótem con pies para suelo o sobremesa… Las posibilidades decorativas son infinitas.

Foto en caja de luz

Los acabados

Las imágenes que se aplican a la mayoría de estos soportes se pueden imprimir en diferentes tipos de papel (fotográficos y artísticos), en vinilo y en lienzo. Y, ya sea para aumentar la protección o para potenciar y ensalzar la imagen, también se les pueden aplicar diferentes acabados, como laminados brillantes y mates o metacrilatos.