La pizarra de cristal que cumple las expectativas, en cualquiera de sus variantes

Diseñada y fabricada en Dinamarca por Chat Board, esta pizarra de cristal ofrece más de lo que se puede pedir a una pizarra: es una herramienta de comunicación, presentación, trabajo en equipo, planificación y expresión desarrollada para ser útil y, al mismo tiempo, decorativa.

Las pizarras de cristal magnéticas, pues, no son simples pizarras. Además de atractivas y minimalistas, su funcionalidad aporta un excepcional valor añadido, en cualquiera de sus versiones, tanto si se instalan en una oficina o un comercio como en la cocina o en la habitación de una vivienda.

Leer más +

Para cada uso, para cada espacio o para cada situación, podemos disponer del producto en la medida y el color que mejor se nos adapte: desde pizarras de vidrio magnéticas para colgar, con trece medidas diferentes, hasta dos gamas de espectaculares modelos de pizarras con ruedas, con tres medidas. Todas ellas están disponibles en treinta y cinco colores en acabado brillante y, en algunos de ellos, en acabado mate.

Todas las pizarras de vidrio magnéticas de la gama Chat Board se entregan con tres imanes, un borrador magnético y un rotulador.

Existe una variedad de accesorios de gran calidad, que va desde rotuladores hasta imanes, borradores y recipientes contenedores.

Con todo ello, resulta muy fácil encontrar el tipo de pizarra que encaje en el espacio al que se va a destinar, tanto por tipo como por medidas y colores.

 

El placer de trabajar sobre una pizarra de cristal magnética

Al trabajar con una pizarra de cristal magnética encontramos que la superficie lisa y magnética del vidrio de estas pizarras está diseñada y estudiada para ofrecer una experiencia satisfactoria de escritura y dibujo. Resulta muy agradable escribir o dibujar sobre vidrio, un factor a tener muy en cuenta al elegir una pizarra. No todas las superficies ni calidades del vidrio proporcionan el mismo efecto a la hora de escribir. Las buenas sensaciones aumentan si, además, se utilizan rotuladores específicos para escribir sobre cristal.

Si escribir con satisfacción en una superficie de calidad es importante, no lo es menos el borrado. Así, cualquier cosa que escribamos o dibujemos en la pizarra se borra fácilmente en seco con el borrador magnético que Chat Board incluye en sus pizarras. No quedan marcas, restos de tinta ni rayas. Es muy importante que sea fácil de borrar, tanto si se borra al momento como si se hace pasado un tiempo. No hay que dedicarse a limpiar posteriormente.

Por otro lado, el complemento perfecto de esta pizarra son los imanes. Se le pueden colocar imanes para colgar anotaciones o croquis escritos en papel, fotografías, tickets, recortes de prensa o cualquier elemento que refuerce una presentación, investigación, diagrama o planificación. O como elemento estético y decorativo.

Los tres imanes de neodimio que se incluyen en las pizarras son extremadamente potentes y están especialmente desarrollados para fijarse sobre el vidrio y sujetar hasta 15 hojas de papel A4. Precisamente, y esta es otra gran ventaja, estos imanes también sirven para sujetar y tener a mano los rotuladores, que tienen una arandela metálica en la parte superior. Con solo acercarlo al imán, el rotulador queda colgando al momento, listo para tomarlo de nuevo cuando se necesite.

Tenemos, pues, el producto perfecto para que trabajar frente a una pizarra sea una experiencia satisfactoria. Y un placer, ya que todo nos queda a mano para escribir y borrar y desarrollar nuestro trabajo cómodamente, combinando textos, diagramas o ilustraciones con elementos adicionales que se sujetan con los imanes sin problema. Todo al momento, sin interrupciones o dificultades que alteren nuestra racha creativa o nuestra presentación

 

Una pizarra de vidrio con garantía total

El alto nivel de calidad de los materiales y de fabricación de las pizarras de vidrio Chat Board permiten ofrecer a los usuarios una garantía de cinco años en productos estándar contra defectos en materiales y mano de obra. La garantía no se extiende al desgaste normal

La seguridad y la durabilidad quedan respaldadas por la alta calidad de la superficie de esta pizarra de vidrio templado de 4 mm de grosor, sea cual sea la frecuencia de uso. Este vidrio va anclado sobre una plancha metálica, que es la que proporciona la posibilidad de aplicarle los imanes. En el caso de las pizarras de pared, esta plancha doblada en bandeja sirve, además, para un anclaje seguro y estable.

En estas pizarra de vidrio magnética de pared es importante destacar que, al colgarla a la pared, de la que queda visualmente separada 12 mm por el grosor de la plancha trasera, se puede disfrutar de la superficie completa del vidrio de la pizarra, sin remaches ni anclajes que juegan en contra de la estética y la comodidad en la escritura.

 

No nos confundamos: no es una pizarra de cristal transparente

Debido a su aparición en películas, series o en programas televisivos, resulta frecuente que nos soliciten pizarras magnéticas de cristal transparente. Lamentablemente, esto es una contradicción.
Entre todos los modelos y versiones de las pizarras de vidrio magnéticas de Chat Board no existe ni una que sea transparente. Entre otras cosas, por una razón de base: una pizarra de cristal transparente no puede ser magnética, ya que solo es posible colocarle imanes a una superficie de cristal si se le aplica una plancha metálica por la parte trasera… Por lo tanto, ya no puede ser una pizarra transparente. Consideramos que estamos obligados a realizar esta aclaración.

Por otro lado, y hablando ya en términos de estética, el anclaje de una plancha de vidrio transparente a una pared o a una estructura autoportante supone tener que recurrir a tornillería y mecanizados metálicos. Todos estos elementos quedan a la vista y, por lo tanto, entorpecen la escritura y “contaminan” visualmente la superficie. Ya no podríamos destacar la exquisitez de diseño…

El concepto de pizarra transparente no encaja, pues, con la filosofía de estética y minimalismo en el diseño de las pizarras Chat Board.

 

¿Cómo elegir entre la gama de pizarras de cristal magnéticas?

Decidirse por un tipo o modelo de pizarra de cristal magnética dependerá de las necesidades de utilización, de las características del espacio y, cómo no, de las preferencias en cuanto a colores.

En primer lugar, en las pizarras de pared podemos optar por la versión clásica, con superficie de color liso o por la versión depizarras planning de vidrio, con la diagramación en casillas, con la retícula de semanas o la de un año a la vista. Las pizarras planning están disponibles en tres medidas.

Decidirse por una o por otra opción dependerá de la idea de utilización que se tenga, pero también hay que decir que, en algunos casos puntuales, hay gente que acaba combinando dos pizarras, una clásica y otra planning, debido al uso tan específico que le dan a cada una de ellas.

La medida dependerá del espacio disponible, de nuestra forma de trabajar y del uso que le queramos dar. Para ello podemos elegir entre trece tamaños estándar, que van desde la más pequeña, de 40 x 50 cm, hasta la espectacular pizarra de 122 x 244 cm. Todas las pizarras de pared se pueden colgar en orientación vertical u horizontal.

También es frecuente encontrarnos casos en los que se quiere hacer una composición de varias pizarras colocadas en la pared creando un mosaico, ya sea combinando colores o que todas tengan el mismo tono. La idea es, por un lado, conseguir una buena superficie dedicada a pizarra o, por otro, que cada usuario, especialmente en las casas, tenga adjudicado su espacio y su color preferido para sus anotaciones y mensajes a los otros miembros de la familia.

La tendencia más habitual en la compra de pizarras es optar por las de pared. Aunque hay veces que puede resultar difícil, siempre acabaremos encontrando una pared libre en la oficina, en un comercio o en cualquier estancia de casa. Y si no, existen las pizarras con ruedas.

Las pizarras de vidrio con ruedas son más habituales en empresa. Están montadas sobre una estructura metálica con ruedas, de una excepcional estabilidad, y son especialmente adecuadas para aquellos espacios en los que resulta imposible colgar en la pared, ya sea porque no hay espacio libre o porque las divisiones entre salas o despachos están hechas con mamparas de vidrio, de melamina, o de cualquier otro material en los que no existe la posibilidad de anclar una pizarra con garantías de estabilidad y seguridad. En otros casos, nos veríamos obligados a utilizar pizarras con ruedas porque las oficinas están ubicadas en edificios singulares o catalogados, en los que no está permitido clavar ni una chincheta en la pared. Las pizarras con ruedas también son útiles en situaciones en las que se tiene que compartir entre varias salas. Como es muy fácil de “conducir”, en un momento y sin esfuerzo tenemos instalada la pizarra en la sala correspondiente, lista para utilizarla. ¡Y para sacarle todo el partido!

Disponemos de dos versiones de pizarras de vidrio con ruedas para elegir, la Mobile y la Move. Ambas se fabrican en tres tamaños.

La versión Mobile tiene una estructura de acero de ingenioso diseño -ultra estable pero fácilmente movible- prácticamente imposible de volcar.

Hay tres versiones de las pizarras Mobile. La más pequeña es la Executive, cuya superficie de pizarra es de 58,5 x 120 cm, en orientación vertical, montada en una base de diseño moderno de 60 cm de ancho, 179,5 cm de alto y 48 cm de profundidad.

La mediana es la Conference, con una superficie de pizarra de 120 x 120 cm, montada en una base de 122,5 cm de ancho, con una altura de 179,5 cm y una profundidad de 48 cm.

Finalmente, la opción más grande es la Theatre, cuya pizarra mide 150 x 120 cm y está montada horizontalmente en una base de 152,5 cm de ancho, con una altura de 179,5 cm y una profundidad de 48 cm.

La versión Move, que combina la cara de vidrio magnético con un panel acústico de clase A, facilita de forma muy efectiva la separación de ambientes en una oficina, tanto acústica como visualmente. Su base cruzada está diseñada de forma ingeniosa para que se puedan almacenar varias unidades encajándolas de manera que no haya que que sacrificar espacio.

La base de aluminio con ruedas dotadas de freno le proporciona una gran estabilidad, mientras que la trasera acústica tiene un acabado en tela de lana Remix de Kvadrat.

Se producen en tres medidas, S, M y L. La versión S tiene una pizarra presentada en formato vertical de 60 x 150 cm, con una altura total con soporte de 60 x 190 cm. La versión M tiene una superficie de pizarra cuadrada de 120 x 120 cm y una altura total, contando el soporte, de 190 cm. Finalmente, la versión L presenta una superficie de pizarra de 150 x 120 cm, en orientación horizontal, con una altura total, contando estructura, de 190 cm.

 

Accesorios de pizarras acordes con la calidad de las mismas

A la hora de disfrutar de la experiencia de escribir o dibujar sobre una pizarra magnética de vidrio no solo es importante contar con una superficie de excelente calidad y una irrefutable estabilidad en el anclaje a la pared o en la estructura que lo soporta.

Los accesorios de pizarra deben responder de la misma forma a las expectativas.

Los borradores magnéticos, tanto en sus versiones básicas como en sus espectaculares acabados en madera, deben cumplir con su función: eliminar todo rastro de escritura de una pasada, sin dejar rastro. Y deben estar siempre a punto y a mano en la pizarra, cosa que se consigue gracias su potente imán interno.

Los imanes de neodimio, discretos pero muy potentes, tanto en el modelo básico como en las versiones con recubrimiento de madera, cumplen sobradamente y con garantías su misión.

Los rotuladores negros, blancos o en packs de diferentes colores, producidos por Chat Board para que escriban de la forma más efectiva sobre la superficie de cristal, funcionan permitiendo un trazo seguro, sin interrupciones ni flujos excesivos de tinta.

Los rotuladores llevan una arandela metálica en la parte superior para que puedan colgar de un imán en la misma pizarra. De todas formas, existe también una bandeja diseñada especialmente para que cuelgue de las pizarras de pared, y que permite almacenar y tener a mano rotuladores cuando la cantidad que se necesita es excesiva para que cuelguen todos de imanes en la pizarra.